En Himba Tours sentimos un verdadero sentimiento de sostenibilidad en los viajes que organizamos, aunque somos conscientes que no siempre es posible hacerlos

Por eso, cuando el investigador en materia turística, Juan Manuel Berbel nos propuso ayudarnos en este post sobre sostenibilidad, con el objetivo de ser todos un poquito mas conscientes de la necesitad de estos cambios en el Turismo en general, no nos lo pensamos dos veces

 

Situación Actual de la Industria Turística y Beneficios que Representa las Prácticas de Turismo Sostenible

Durante las últimas décadas, la industria turística ha experimentado un notable crecimiento, convirtiéndose en una industria de gran peso en la economía y comercio internacional. Sin embargo, la crisis sanitaria creada por el virus Sars-Covid-2 (Covid-19) está impactando fuertemente en los viajes internacionales, la demanda turística y, en general, en la propia industria. A la espera de vacunas efectivas, es necesario evitar grandes concentraciones de personas (según directrices de la Organización Mundial de la Salud y de los Gobiernos de los distintos países). Por tanto, huir de masificaciones (si hablamos en términos turísticos), es una de las soluciones encontradas por el sector, siendo ésta una de las premisas del denominado Turismo Sostenible.

El turismo, en general, lleva implícito la concentración de personas, y más aún en aquellos destinos considerados como “masificados”: grandes ciudades, ciudades con encanto, principales núcleos de playa o de naturaleza, parque de atracciones, viajes en aerolíneas, etc. Es por ello que, en las condiciones expuestas, se precisa combatir a las consecuencias sociales, económicas, financieras y culturales de una pandemia; todo un desafío para el sector turístico. Por ello, el desarrollo del turismo, como a día de hoy se conoce, tiende a cambiar en los próximos años, ya que este tipo de “turismo convencional”, a pesar de los beneficios económicos que conlleva, también produce una serie de efectos negativos de gran repercusión, dada la magnitud de la industria: contaminación de las reservas naturales, erosión, hacinamiento hotelero, desplazamiento de la población local ante la llegada de visitantes, etc.

No obstante, de cada gran crisis, surgen oportunidades. Y es aquí, donde el denominado Turismo Sostenible puede encontrar su gran oportunidad de desarrollo. La Organización Mundial del Turismo (OMT) definió en 2005 el concepto de Turismo Sostenible como “aquel cuyas prácticas y principios pueden aplicarse a todos los tipos de turismo, en todos los destinos, incluido el turismo de masas y los diferentes segmentos turísticos”. Los principios de la sostenibilidad se refieren a los aspectos ambientales, económicos y socioculturales del desarrollo turístico, de manera que debe establecerse el equilibrio adecuado entre estas tres dimensiones para garantizar la sostenibilidad a largo plazo. Desde sus orígenes, el desarrollo de un Turismo Sostenible se sustenta sobre la preservación del entorno medioambiental, la autenticidad cultural y la rentabilidad de la actividad turística en destino.

Por tanto, es en este contexto donde está cobrando cada vez más importancia el concepto de Turismo Sostenible, fundamentalmente, por los grandes beneficios que aporta. Estos beneficios, se pueden resumir en varios aspectos: medioambientales, socioculturales y económicos. Entre ellos, destacamos los siguientes (Biosphere, 2017):

 

BENIFICIOS MEDIOAMBIENTALES
  • Mínimo impacto ambiental
  • Favorece el consumo responsable y el respeto al medioambiente
  • Logra un desarrollo equilibrado con el medio ambiente
  • Vigila, evalúa y gestiona el impacto del turismo sobre el entorno donde se desarrolla
  • Genera beneficios de los recursos de la flora y la fauna para el bien de las comunidades 
BENEFICIOS SOCIALES
  • Reactiva zonas rurales
  • Mejora de la calidad de vida de la población local
  • Promueve mejoras de infraestructuras y equipamientos sostenibles
  • Integra las comunidades locales a las actividades turísticas
  • Se convierte en una experiencia enriquecedora para el turista
  • Fomenta prácticas turísticas sostenibles
  • Destina parte de los beneficios a contribuir con intereses de la comunidad 
   BENEFICIOS ECONÓMICOS
  • Genera empleo local, tanto de manera directa como indirecta
  • Estimula el desarrollo de empresas turísticas
  • Genera inversiones a la economía local
  • Contribuye a la reducción de la pobreza
  • Beneficia un desarrollo armónico e integral de los distintos sectores de la economía
  • Potencia el consumo de productos autóctonos y naturales de las zonas en los que se realiza esta práctica.
BENEFICIOS CULTURALES
  • Aumenta el respeto a la autenticidad sociocultural de las comunidades locales
  • Contribuye al entendimiento y tolerancia intercultural
  • Promueve la restauración, conservación y uso del patrimonio cultural
  • Promueve y valora las manifestaciones culturales tanto locales, como regionales o nacionales
  • Promueve la autoestima de las comunidades donde se desarrolla

 

 

 

En definitiva, con la práctica de Turismo Sostenible, se produce una mayor conciencia sobre los problemas de nuestro entorno, lo que nos lleva a un uso eficiente de los recursos naturales de los que disponemos. También, ayuda a conservar aspectos socioculturales de las comunidades donde se desarrolla y, sobre todo, fomenta la creación de pequeñas empresas que ayudan al impulso económico de las mismas. Todo esto, con una reducción importante en el consumo de energías “sucias”.

Sin embargo, y a pesar de que el año 2017 fue declarado por las Naciones Unidas como el Año Internacional de Turismo Sostenible (con el fin de aumentar la concienciación de la población general y de los responsables públicos y privados sobre este tema), este tipo de Turismo, no termina de consolidarse. Para que éste pueda posicionarse y consolidarse, (incluso convertirse en una de las soluciones que necesita el sector turístico), entendemos que:

  • a) corresponde a estos responsables políticos hacer una verdadera apuesta por el Turismo Sostenible, a través de las políticas públicas;
  • b) corresponde a los distintos oferentes de turismo (ya sea a nivel mayorista, como minorista), crear productos turísticos basados en prácticas de Turismo Sostenible y;
  • c) corresponde a los turistas concienciarse en los beneficios que el Turismo Sostenible conlleva y demandar, cada vez con mayor convencimiento, este tipo de turismo.

Dr. Juan Manuel Berbel Pineda
Director Cátedra Extenda
Dpto. Organización de Empresas y Marketing
Universidad Pablo de Olavide

Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para información estadística y mejorar tu navegación. Para continuar navegando debes aceptar nuestra política de cookies.

Aceptar Rechazar