Duración

6 días

Desde

0 €

Solicitar

Reserva

ESCOCIA: No hay un símbolo único que represente el país; Escocia es una tierra de amalgamas, donde sus gentes, infinitos paisajes y una historia a menudo turbulenta han dejado huella en la imaginación del viajero. Escocia tiene bandera, leyes, parlamento y moneda; tiene una flor nacional (el cardo), un héroe nacional (William Wallace), un poeta nacional (Robert Burn), una tela nacional (el tartán), un plato nacional (el haggis) y una bebida nacional (¿hace falta decir cuál?); pero Escocia también se evoca pensando en una naturaleza virgen de montañas y valles cubiertos por brezales y bosques, con arroyos vivaces y ríos tranquilos, costas de arena y acantilados, cientos de majestuosos lochs, castillos, mansiones, pequeños pueblecitos y carreteras solitarias por parajes salvajes. Conducir nuestro coche de alquiler nos permitirá acercarnos a muchos paisajes y lugares que sólo se ven de paso en un circuito; el fly & drive es la forma idónea de conocer la auténtica Escocia.

Debido a su latitud, Escocia disfruta de largos días de verano que se acortan drásticamente al caer el invierno; por ello, si bien se puede viajar durante todo el año, los viajeros que lo hagan entre octubre y marzo han de ser conscientes de que oscurece temprano y en general no se puede disfrutar del paisaje por las tardes, siendo recomendable dedicarlas a visitas de carácter cultural.

Por último, dado que durante la celebración del Military Tattoo en Edimburgo (tres primeras semanas de agosto) la ocupación hotelera es muy alta, recomendamos reservar con antelación, en la medida de lo posible, para viajar en estas fechas.

Gastronomia:

La cocina escocesa se basa en productos como las carnes de ovino y bovino, los pescados (halibut, rodaballo, trucha y salmón). Mariscos (langosta, bogavante, centollo y cigalas), y los productos lácteos como el Queso azul o el Chedar.

Entre sus platos típicos se encuentran el ”Haggis” , que en sus diferentes variedades, es uno de los platos más populares, mezcla de cárnicos con especias y envueltos en estómago de cordero, acompañado de un puré de boniato y patatas; el Scotch Broth, guiso de verduras y cebada; y el “Cook a leekie”, pollo guisado con ciruelas y puerro.

En la repostería, el “shortbread“ podríamos considerarlo como el dulce más típico del país. Es un bizcocho seco elaborado a base de harina de trigo, azúcar y mantequilla y que lo podrás encontrar en la mayoría de tiendas (incluyendo las de “souvenirs”). O el “Cranachan”, hecho con harina y nata, decorado con frambuesas y servido con galletas de avena que se suelen tomar acompañadas con miel, queso o frutas del bosque.

En cuanto a la bodega se refiere, el whisky de malta es la bebida típica de Escocia, aunque tampoco hay que despreciar su variada carta de cervezas, en especial las ”Scotch Ale” de color tostado y sabor intenso.

Lugares de Interés:

Edimburgo y los Lothians: Edimburgo es la actual capital de Escocia, con más de 2000 años de historia. Visitas tradicionales son el “Old Town” medieval con sus edificios y callejas históricos, y el Castillo. Asimismo goza de una amplia oferta cultural que alcanza la fama mundial durante el festival de Teatro al aire libre. Aunque nuestro Fly & Drive por Escocia incluye coche de alquiler recogido en el aeropuerto, es posible prescindir del mismo en Edimburgo y recogerlo en la ciudad cuando se empiece la ruta.

Alrededor de Edimburgo, hacia el este siguiendo la costa del Firth of Forth y al oeste camino de Glasgow, se extienden los Lothians, una región llana de abundante vegetación y muy apropiada para pasear.

Perthshire, Fife y Dundee: La zona que rodea Perth es el corazón histórico de Escocia, en una tierra de ríos, pequeños pueblos y castillos históricos como el palacio de Scone, donde se coronaban los reyes escoceses.

Fife fue un reino ferozmente independiente durante buena parte de la historia de Escocia; en la actualidad pueden visitarse Dumferline (la antigua capital escocesa), el palacio real de Falkland, las playas del East Neuk o los montes Lomond, desde donde se domina el paisaje circundante.

Dundee descansa en la costa rodeada por una región de paisajes de bosques, ríos y cañadas que exudan tranquilidad, cruzados por multitud de caminos.

Aberdeen y los Grampians: La región de Aberdeenshire se resume en tres palabras: Castillos, Grampians y whisky. Sigue la ruta de los castillos hasta las alamedas del Royal Deeside donde se encuentra Balmoral, hogar de 7 generaciones reales; cruza las altas montañas de los Grampians y sigue la ruta del whisky a lo largo del río Spey, o asómate al mar desde la impresionante costa del noreste… Aberdeen y el Aberdeenshire ofrecen impresionantes montañas y algunos de los mejores paisajes de toda Escocia.

Pitlochry y las Cairngorms: Pitlochry es la puerta de acceso a la región de las Cairngorms desde el sur y es un destino turístico muy popular gracias a la belleza de su entorno.

Las Cairngorms (literalmente montañas azules, si bien el nombre tradicional de las mismas era montañas rojas) son una meseta elevada en el centro de los highlands, uno de los lugares más altos y fríos de toda Gran Bretaña y un paraíso para los montañeros donde se concentran 5 de las 6 montañas más altas de Escocia. Actualmente las Cairngorms y su entorno son un parque natural que sólo puede explorarse a pie, ya que las carreteras las bordean sin cruzarlas. Hay multitud de rutas guiadas y señalizadas con inicio en Plitochry, Aviemore o Newtonmore.

Las Highlands: Las Tierras Altas (históricamente, el territorio al norte de la línea Dundee – Glasgow) son la naturaleza pura e intocada. Son paisajes de montañas y valles cubiertos de brezo, de una costa oriental cálida y tranquila a una costa occidental rocosa y torturada por infinidad de entrantes en su lucha contra el océano. Aquí es donde un fly and drive en Escocia adqueire toda su dienesión cuando nos vemos avanzando por carreteras solitarias incluso en pleno verano…

Las Highlands son también la tierra de los lagos o “loch”, tan abundantes que Escocia sola tiene más superficie de aguas interiores que todo el resto de Gran Bretaña.

De todos los loch los más famosos son el Loch Ness que, con o sin monstruo, se extiende por 40 kilómetros de largo y es el más profundo de Escocia, así como el mayor lago de Escocia, el majestuoso Loch Lomond.

La isla de Skye y Fort William: La isla de Skye es algo así como una Escocia en miniatura; cubierta por pequeñas colinas, acantilados, ríos y lagos, hay pocos paisajes escoceses que no tengan lugar en esta pequeña isla, cuya serena belleza ha cautivado desde siempre al viajero.

Fort William es el epicentro del turismo en Escocia; situado convenientemente “en medio de todo”, su principal atractivo son las montañas que lo rodean (incluyendo el Ben Nevis, la cima más alta de Gran Bretaña) y la carretera costera que une entre sí las islas del litoral sobre el canal de Irlanda.

Las Highlands occidentales, los Trossachs y Stirling: La parte oeste de las Highlands se abre en islas que, como la isla de Mull, constituyen un destino de reposo veraniego tradicional. Así, poblaciones como Oban se han convertido en centros del turismo de costa por su situación estratégica.

También son visitas tradicionales el Loch Lomond (el mayor de Escocia con 70 km. de largo), la tranquila costa de la península de Bute y Cowal o la tumba de Rob Roy, héroe romántico de Escocia.

Los Trossachs son, propiamente, un valle boscoso en la cercanía de Stirling, y deben su fama a su belleza bucólica que fue ensalzada por sir Walter Scott, que los convirtió en trasfondo de románticos poemas de caballería y de las andanzas de Rob Roy.

Stirling ofrece al visitante su antiguo castillo, uno de los más grandes de Escocia, y también el monumento en honor al héroe nacional escocés William Wallace.

Glasgow y el valle del Clyde: Tras años de esfuerzos, Glasgow ha logrado consolidarse como una de las ciudades más vanguardistas del Reino Unido. Edificios singulares, galerías de arte y exposiciones en antiguos edificios recuperados para un nuevo uso ofrecen al visitante una amplia oferta cultural en la segunda ciudad más grande de Gran Bretaña.

Asimismo, no muy lejos de Glasgow se encuentra el pequeño pueblo de Alloway, donde se conserva la casa natal y la memoria del poeta Robert Burn.

Y para los viajeros que quieran seguir viendo naturaleza, al sureste de Glasgow se extiende el valle del río Clyde, de densa vegetación entre la que se esconden pequeños pueblos típicos como New Lanark, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Escocia, en Fly&Drive Itinerario

Dia 1 Barcelona - Prestwick.

Presentación en la Terminal 2, dos horas antes de la salida. Quiere con la cía Ryanair FR7824 a las 21.50, llegada 23:45. Traslado al hotel por parte de nuestro partner Suntransfers y checkin al hotel Jurys Inn Glasgow.

https://www.jurysinns.com/hotels/glasgow?utm_medium=cpc&gclid=EAIaIQobChMI1cmpiJ_I4AIVByjTCh2_bA4aEAAYASAAEgKOAPD_BwE&gclsrc=aw.ds
 


Dia 2 Glasgow - Stoneheaven.

Hoy una vez desayunados, puede ir a recoger el coche de alquiler en la oficina de Europcar. Hora previstra: 08.00, una vez hechos los trámites del contrato de alquiler, y saldréis en dirección a St. Andrews, 2 horas y 15 min.
Después visita Castillo de Glamis 40 kms / 50 min y como última visita día u7s proponemos el Castillo de Dunnotar a 68 km / 45 min.

Dormimos cerca: Chapel of Barras Farm.
https://www.bedandbreakfaststonehaven.com/

 

Dia 3 Stonheaven - Lago Ness

Desayuno en el hotel y continuamos ruta hasta la zona de Lago Ness. El trayecto de hoy nos ocupará aproximadamente unos 190 km / 2.5 horas En esta región visitamos el famoso Lago Ness, Inverness, y el Unqhuart Castle.

Dormir en la zona, The Loch Ness Inn
http://www.staylochness.co.uk/
 

Dia 4 Región Lago Ness - Isla de Skye

Desayuno en el hotel y continaució de su ruta por tierras escocesas. Hoy disfrutará la visita del Castillo de Eilean y llegará hasta la mítica isla de Sky
A la población de Portree. El trayecto de 1-30 horas aproximadamente, son unos 115 km hasta el Castillo y el mismo trayecto hasta Portree.

Dormir en Cuillins Hotel
https://www.cuillinhills-hotel-skye.co.uk/


 
Dia 5 Isla skye - Edimburgo. 4,40 horas.

Hoy el trayecto será más largo y para aprovechar el día se recomienda madrugar. De forma que pueda disfrutar o algo más de la naturaleza de la Isla de Skye, o bien porque le quede la tarde de visita en Edimburgo.

Dormir a Murray field hotel
https://themurrayfieldhotel.co.uk/
 
 

Dia 6 Edimburgo - Glasgow - Barcelona

Desayuno tiempo libre en Edimburgo, y en la hora convenida, será necesario que viene en el coche de alquiler hasta Glasgow (aeropuerto de Prestwick) para devolver el coche de alquiler y coger el vuelo.
1,30 horas /.
Salida del vuelo 17:30

Escocia, en Fly&Drive ¿Qué incluye?

Incluye:
  • Vuelos ida y vuelta
  • Seguro de asistencia y cancelación
  • Coche de alquiler para toda la ruta
  • Hoteles en régimen de Alojamiento y Desayuno
No Incluye:
  • Cualquier concepto no indicado en el apartado 'Incluye'
  • Comparte:
Descargar viaje en PDF

Solicitar Reserva

Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para información estadística y mejorar tu navegación. Para continuar navegando debes aceptar nuestra política de cookies.

Aceptar Rechazar